2013/12/18

NO TARDES, TOM

Ruegas al atento lector analizar la letra de la canción que da título a esta entrada.

Para que no resulte demasiada pesada la lectura puede hacerse coincidir con el siguiente vídeo.

http://www.buscatube.com/y3I72nv7sK3gt/NO-TARDES-TOM/

Lejos está cuando yo los conocí,
dejaron ya todos nuestra plantación
para marchar al país de eterna paz.
Oíd el eco de su voz: ¡No tardes, Tom!
¿Por qué llorar si me siento tan feliz?
¿Por qué sufrir si jamás podrán volver?
Ya olvidé cuando se fueron de aquí
Oíd el eco de su voz: ¡No tardes, Tom!
¿En dónde estáis compañeros que amé?
¿Hijitos que dulcemente adormecí?
Gozan de Dios, junto a ellos pronto iré
Oíd el eco de su voz: ¡No tardes, Tom!
Espero, espero, agotado de sudor,
y siento el eco de su voz: ¡No tardes, Tom!»


Ahora procede un minuto de recogimiento y silencio meditando si la canción puede encajar en una ceremonia religiosa, más concretamente si casaría bien en un funeral.

(Minuto para meditar)

Viene esto a cuento de una reciente polémica en los ámbitos religioso y coral asturiano al vetar el párroco oficiante del funeral la interpretación durante el mismo de este conocido espiritual negro y no merece la pena extenderse sobre dónde encuadrar los espirituales negros porque los propios términos los definen.

Ejemplo de encuadramiento:

Esta mañana, mientras dabas cuenta de la botella de sidra y el pincho de picadillo, leías con detalle las declaraciones de diferentes autoridades religiosas más bien cerrando filas con el párroco de San Isidoro. A esa altura del periódico estabas tentado de darles la razón porque tu memoria es frágil. Justamente esta fue la primera canción que te tocó ensayar cuando te incorporaste al coro, una canción muy sencilla y que hace tiempo que cayó del repertorio, lo que sirvió para que olvidaras buena parte de la letra. Ocurre con frecuencia que con el paso del tiempo se recuerdan solamente el principio de las canciones.

Como no hay mejor cosa que documentarse, por suerte en la sección de cartas al director, y al hilo de la polémica, se incluye la letra completa de la canción. Al leerla, es obligado cambiar de opinión.

Por la tarde, en la barra de otro bar, pones la oreja a una conversación próxima que tiene lugar a tu lado. Justamente uno de los miembros del coro afectado está narrando a un contertulio
lo ocurrido. No te aguantes y preguntas en concreto cómo fue:
- Pues muy fácil, antes de la misa el cura preguntó qué se iba a cantar, y al ver No Tardes Tom, dijo que esa no era una canción apropiada, que la conocía bien de haberla cantado en su juventud. En esa parte cantamos únicamente Signore delle cime.

El coro afectado es el coro de Colegio de Aparejadores Bloque al canto. El nombre es simpático y apropiado. No es un coro más. Es un coro de destacada presencia mediática aprovechando la frecuente publicidad que les hace el escritor y columnista Pepe Monteserín, miembros del mismo. Goza también del favor de la prensa, que incluye sus actuaciones en recopilaciones musicales que se reparten a precios reducidos como oferta.

Tú, si fueras el cura, a estas horas estarías arrepentido, pero a lo mejor acertó en la prohibición porque arrepentidos los quiere Dios.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Dónde tiene que ir Tom sin tardanza? A un sitio bueno? Con quién se va a reencontrar? Si ese sitio es tan bueno, a qué esperar más? Se puede pensar en Punta Cana, o en Sto. Domingo, o en playa Varadero..., sin pensar en la miseria en la que viven los nativos que están al servicio de los turistas. Hemos creado un cielo, como lugar de encuentro, que quizá no existe más que en la mente de los adeptos, de los enredados en la secta, como consuelo de los afligidos. El infierno tampoco será lo que nos decía Dante, sino más bien lo que hacía la Santa Inquisición cuando uno no quería entrar por el aro. Todo es manipulación y técnicas publicitarias para llevar a una multitud donde le interesa a una minoría rica y sin escrúpulos. ¿¿¿¿¿¿¿Ideas de izquierda???????????

Miguel Ángel dijo...

Resulta obvio que voy a decir que sí hay encuadre, pero no tiene ningún mérito por mi parte; no pensaba estar presente en los mentideros de la villa por esta cuestión. Por cierto, ¿quién era el sujeto objeto de la cita y concurrencia? Tal vez a él le hubiera gustado que se cantase.

Luis Simón Albalá Álvarez dijo...

Hacecmos esta aclaración a Miguel Ángel, que estará al tanto de los mentideros castellanos pero no de los ovetenses. En el enlace siguiente, un resumen. http://www.lne.es/oviedo/2013/12/17/iglesia-pone-musica/1515854.html

Se trataba del funeral del Presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos técnicos de Asturias y el coro era el del propio colegio.

Puede encontrarse más información tecleando "no tardes tom" funerales Oviedo.

Miguel Ángel dijo...

Gracias por la información adicional. Mantengo lo dicho en mi comentario anterior. Añado que no me parece sacar de quicio el asunto en tal momento; discreción y diálogo hubiera sido mucho mejor. ¡Qué otra cosa podría decir el delegado de liturgia!

Un arquitecto muy preparado me echó en cara haber realizado unas obras chapuceras que ponían en serio peligro de derrumbe mi parroquia. Ocurrió hace más de treinta años… y todo sigue aún de pie. Eran totalmente necesarias, las obras quiero decir. Se realizaron sin proyecto; habría exigido la demolición previa de todo el asunto.

No necesariamente los especialistas aciertan.

Anónimo dijo...

Dejemos todo en manos, pues, de los profanos: la salud en manos de los curanderos, brujos, chamanes, echadores de cartas y demás interpretes de las entrañas de ciertos animales, la educación en manos de unos manipuladores, el gobierno de la polis en manos de los más corruptos... y todo gracias a Dios. Nadie asegura que el finado vaya a ser más feliz por esa canción y que vaya al cielo, pero a joderse con el cura, como con Rajoy

Anónimo dijo...

No entiendo que criticando a la derecha, como se critica en este blog, sus derroches, sus desmanes, sus corruptelas, sus favoritismos, no se quiera acabar también la religión y con los curas.
Si hay libertad religiosa, el gobierno no debería decantarse por ninguna, ni con subvenciones, ni con exención de impuestos y que revierta todo eso en servicios sociales y el que quiera mantener tanto una secta, como un sindicato, que lo haga con su filiación.
Está muy bien el consuelo espiritual y los psicólogos consuelan en las catástrofes. Están muy bien las clases de religión, pero falla el 'haz lo que te digo y no hagas lo que hago', falla la convivencia y no por la 'educación para la ciudadanía'.
Está muy bien el amor a dios, e invertir en fábricas de armas (Pietro Beretta), en productos farmacéuticos anticonceptivos, en pornografía, en bienes inmuebles y muchas más y que muchos feligreses pasen necesidades. Siendo accionista de un buen número de empresas y ser la las poderosa red financiera global, todavía reciben subvenciones del Estado. Otros creen en los reyes magos y les piden cosas, materiales e inmateriales y los consideramos ingenuos