2017/10/16

LINCHAMIENTO O RECIPROCIDAD

A propio intento ilustras este comentario con una foto a la que previamente quitaste el pie que traía y el medio del que procedía para que, en lo posible, quienes vieran la imagen no la prejuzgaran por el marco y por el medio.

La hortelana resulta ser la mujer que alegó rotura de varios dedos por la actuación de la policía nacional (o la guardia civil, no recuerdas) en Barcelona el 1 de octubre. Se está difundiendo por las redes su foto acompañada de algunos comentarios para que no se compre en su tienda de productos hortofrutícolas. Los mensajes detallan el nombre de la tienda y la localidad donde opera.

Algunos entienden que eso es un linchamiento. No te resulta fácil dilucidar la cuestión ni en abstracto ni en concreto (porque estás predispuesto). Admites que hoy más que ayer evitas lugares de color político radicalmente contrario a tus ideas. No das un duro a ganar a un terrorista etarra, ni a un yihadista, ni a un pederasta (que sepas), ni a un traficante de drogas, ni a quien defienda el exterminio de los gitanos u otras razas,etc.

A partir de ahí los vetos se van difuminando pero confiesas que desgraciadamente las simpatías políticas ocupan un espacio mental antes libre.

En resumen, crees que esta mujer merece un boicot. Es la única forma de que no se vaya absolutamente de rositas. A lo mejor sale ganando porque los suyos le compran el doble a partir de ahora
.

2017/10/14

VANDALISMO

En tu empresa es habitual que esos destrozos que aparecen en estadísticas, resúmenes, informes,... se registren  como vandalismo: estás pensando en trenes apedreados, máquinas de billetes rotas a martillazos (no se demostró hasta el momento que fueran luddistas los autores), cierres de estaciones destruidos por la maza, y otras obras así de delicadas. Esas actuaciones exoneran moralmente a la empresa ante los usuarios de una reposición inmediata y, por otra parte, liberan al contratista mantenedor de los escrupulosos plazos ordinarios de reparación.

Con ese concepto de vandalismo antiestético te sorprende que el ayuntamiento capitalino tilde de acto vandálico pintar con los colores de la bandera de España uno bancos que hasta la noche anterior lucían los colores del arcoiris en honor de los colectivos LGTB+.

Los graffiteros tuvieron más suerte en el pasado, que del ostracismo pasaron a los museos.


2017/10/12

ALIVIO

Como este blog es un poco una autobiografía (con comentarios no demasiado íntimos) reflejas que hoy sientes un cierto alivio por la evolución de la situación política en Cataluña -y en España-.
Nada más. Y nada menos.

De paso, en voz baja, crees que la gran manifestación 'españolista' de Barcelona de hace unos días dio moral y colaboró en revertir una situación que parecía perdida. 

2017/10/11

INDEPENDENCIA SUSPENDIDA O INDEPENDENCIA INEXISTENTE (INEXISTIDA)

Fiel a tu estilo dudante, no sabes cómo interpretar esa independencia suspendida de Cataluña. Por de pronto depender y suspender derivan de pender, de colgar. Algo quedó colgado y algo no quedó bien colgado.Quedó colgado algo que no dependía. Valdrá más salir de este embrollo, so pena de meterte en un barullo a la catalana.

No obstante, pensando si una independencia suspendida es algo o no es nada, confrontan dos teorías jurídicas en la interpretación lisa y lasa de los términos. Parece que no se puede suspender algo que no existe. No se suspende un contrato de trabajo que no empezó, pero cabe suspender tal contrato incluso en el primer día de trabajo si se produce un accidente o una baja laboral: hasta es posible imaginar un accidente in itinere al acudir al primer día de trabajo, justo como lo que hizo Puigdemont, que el trabajo quedó suspendido antes de empezar a desarrollar sus efectos.

Cabe pensar en otra línea de interpretación: la realidad jurídica no queda determinada por la formalidad de una palabra sino por las características esenciales de la realidad (mal) definida. Quizá con un ejemplo se entienda mejor: si digo que te alquilo para siempre mi casa de noventa metros cuadrados de un barrio ovetense por doscientos mil metros cuadrados, no te la estoy alquilando sino vendiendo. Ahí es indiferente que se hable de alquiler. Es una venta y se aplica la norma de las ventas, no la de los alquileres.

Llegados a este tesitura no sabes si inclinarte por la independencia suspendida o por la independencia inexistente.

2017/10/10

SEGUIMOS (SIGUES) TENIENDO UN PROBLEMA CON LA BANDERA DE ESPAÑA

Estos días algunos de tus contactos cambiaron la foto de identificación de su WhatsApp colocando la bandera de España.
Es tedioso contar tus contactos (tendrás unos quinientos, pero no con todos 'interactúas') pero sí es más fácil contar cuántos en este momento se identifican con la bandera, por cierto todos con la bandera constitucional. Contaste quince, de los que identificas a ocho como de derechas, uno de izquierdas (o lo fue), cuatro no sabes y, por último, dos son guardias civiles.
No ves que que a los españoles os una la bandera; tú mismo, hace unos días incrustaste la bandera asturiana entre la nacional y durante poco más de veinticuatro horas.

2017/10/09

DIÁLOGO

Prácticamente desde todo el espectro político, excepto el Partido Popular, se alzan voces pidiendo diálogo para salir del atasco político del embrollo catalán. Se insiste en la necesidad de cumplir la ley, pero según se vira hacia la izquierda se pone el acento más en el diálogo que en la ley. Si se sigue caminando más hacia la izquierda, las menciones a la ley desaparecen del todo.

Te van persuadiendo de que en todos los conflictos, y el político es uno más, al final se hace ineludible un mínimo diálogo: después de un divorcio, después de una huelga, después de una guerra (en la que ganó Franco no). En estas estás, acercándote a la solución dialogada como mal menor.

Ahora bien, ¿de qué hay que dialogar? ¿Qué nuevas transferencias hay que acometer y con qué fondos?. Ya casi estás por el diálogo, pero aquí encallas nuevamente, convencido de que algunas competencias autonómicas mejor sería revertirlas al Estado por motivos económicos (economías de escala) o ideológicos (como ejemplo, la educación o adoctrinamiento).

Pues nada, abierto al diálogo por el bien de la patria.

2017/10/08

EL BOICOT A LOS PRODUCTOS CATALANES

Ilustras este comentario con una imagen cualquiera de las múltiples que circulan por internet y por los móviles, que es ya lo mismo. En otras se incluye a Danone por ejemplo. Abres la nevera y compruebas que allí siguen unos cuantos yogures de esa marca y también algún Danacol. Si los dejas de comprar a lo mejor pierde su trabajo un ingeniero que conoces recién contratado en la planta de Salas. Uno de tus amigos asturianos nada independentista pero con empresa implantada en Cataluña, advierte a su círculo que ojito con el boicot a los productos catalanes, que peligra su empleo y el de algún conocido más.

Hace un par de años el Ayuntamiento de Oviedo decidió boicotear a la Coca Cola en solidaridad con los trabajadores afectados por el ERE  de la planta de envasado que durante muchos años se levantó en Colloto, muy cerca de la capital. Siguen con el boicot. De hecho en los chiringuitos de más significado izquierdismo (por ejemplo el Rincón Cubano cuyo mojito tanto te gusta) la cola que venden desde entonces es la Pepsi.

Es complicado evitar los daños colaterales. Perderá mucho la empresa si el boicot es general pero algo perderán también los trabajadores, como también pierden los ciudadanos de a pié si se bloquean los productos de un país.

Volviendo a la imagen de esta entrada, resulta que La Caixa, Gas Natural y Banco Herrero (marca para Asturias del Sabadell) acaban de anunciar que alejan su sede social de Cataluña. Es posible que se marchen pero sigan apoyando la independencia catalana, pero también puede ser que estemos ante panfletos difundidos demasiado a la ligera por no pensar en sucios manejos de empresas de la competencia.

Mayor motivo tenemos para boicotear a los chinos por la muy previsible negrura de su mano de obra, pero como venden productos tirados de precio, nos olvidamos del boicot.

En cuanto a los posibles dañados colaterales, entiendes que se defiendan como gato panza arriba y no salgan con pancartas donde se pueda leer NO COMPRÉIS LO NUESTRO. Por algo así pasaron a la historia los héroes del Simancas después de lanzar al barco que merodeaba por la costa gijonesa el mensaje: "Disparad sobre nosotros, que el enemigo está dentro".