2022/09/25

DE FACEBOOK (Días 21 y 22)

 LECTURA DE LA PRENSA. DELINCUENTES

Alguna institución organiza concursos literarios infantiles con el lema “¿Qué es un rey para ti?”. Lo que uno va a contar no va de reyes. O sí. Aludía uno ayer a un par de frases sueltas de conversaciones ajenas pilladas al vuelo. Hoy recalcitra uno y vuelve a las andadas. Caminaba por la calle cuando a sus espaldas oye la voz de un niño que pregunta a su padre: “Papá, ¿qué es un delincuente?”. Uno se da la vuelta aunque no tuvo valor de volver literalmente a las andadas para enterarse de la respuesta. Solo le dio tiempo a escuchar que el padre le decía: “Un delincuente es un hombre que…” y no percibió más porque, de acuerdo con el itinerario previsto, siguió ruta. Sin embargo pudo percatarse de que quizá el interpelante fuera una niña. Casualmente conoce de vista al padre, porque para con mujer y prole en una sidrería cercana. A lo mejor un día se arma uno de valor y le pregunta qué le respondió en aquel cruce cerca de la farmacia a su niña. ¿Qué diría a un niño de cinco años cada uno de los posibles lectores de este texto? Una respuesta comprensible a los oídos de un niño, una idea que posiblemente le quede marcada si quien se lo dice es su padre. ¿Cómo se trasladan a un niño conceptos complejos con tantos matices? Porque después vienen los pedagogos sacando tarjeta a los adultos por su mala praxis parental.
Sencillo de entender no le resulta a uno que el PSOE gijonés organice unas primarias para decidir el cabeza de lista de las elecciones municipales y que uno de los candidatos, por muy carismático que sea Floro el de Proyecto Hombre, no pague la cuota militante. Porque que un partido elija a un candidato no afiliado, se ve a veces, pero sin que medien primarias. Y si en otros casos vigentes y triunfantes, como el del alcalde de Oviedo, se celebraron primarias, proclama ahora su sorpresa con efectos retroactivos.
Seguimos con el PSOE pero a nivel nacional, que reivindica los logros sociales alcanzados gracias al voto de Bildu, lo que le reprocha con lógica la derecha. Ahora bien, ¿esa derecha no podía haber realizado la renuncia menor a determinadas concesiones izquierdistas con tal de no dar cancha a Bildu, bien mayor?
El ABC editorializa “Autonomía fiscal a medida”, que encabeza así: “El discurso del PSOE sobre las comunidades del PP que bajan impuestos es estrábico: la libertad financiera solo es útil si sirve para subir la fiscalidad, pero no si es para reducirla”. Es cierto, pero no se debe a estrabismo: los principios son esos, a saber, un partido de izquierdas pretende la mayor recaudación pública para que haya los mayores servicios públicos, y uno de derechas lo contrario. De eficiencia y eficacia, no se habla. Se trata de principios.
Informa La Voz de Lena que las religiosas abandonan la residencia de ancianos Canuto Hevia de Pola de Lena. Apelan a la necesidad de reordenar sus menguantes efectivos, y seguramente es cierto, aunque en el ambiente flota la idea de que se las fue arrinconando. Demagogias baratas y chascarrillos aparte, uno valora a las monjas de La Pola y a las monjas en general. Que en su juventud hayan decidido profesar sea por vocación o por inercia, o que más tarde en algún caso hayan acomodado su vida a la la rutina no empece en absoluto la muy económica tarea que desempeñan en general en cuanto tocan. A ver qué servicios se prestan y a qué coste en lo sucesivo.
Termina uno artístico. Primero lee en el ABC unas declaraciones de Rogelio López Cuenca, premio Nacional de las Artes, que declara tal que esto: “Picasso es un artista menor, alucinante y fascinante”. Tal cual. Hablaba uno de la inercia de las monjas, y quizá de la inercia fácil de la respuesta acerca de qué es un delincuente (lo expeditivo es decir que es un hombre malo). ¿Decimos por pura inercia que Picasso es un genio?
Otra de arte. Lee uno, también en el ABC, una noticia que ya leyó días atrás en otros medios y se refiere a que el Prado atesora 25 obras incautadas por el franquismo. Lo novedoso de la noticia del ABC es que ilustra la noticia con varios cuadros, entre otros el de Juan Brueghel el Joven “Paisaje nevado”. Lo noticioso de ese cuadro desde el punto de vista personal es que una réplica estuvo colgada decenas de años en la salita de uno. En una visita al Museo del Prado, unos meses después de contraer lo que se contrae, y ante la desnudez de las paredes de la casa, se eligió esa lámina para decorar la estancia. Parecía aparente entonces. Hoy está absolutamente pasada de moda. ¿Por qué aquella elección? ¿Qui lo sa? Es más, años y años estuvo sin saber cómo se llamaba el cuadro ni quien era el autor, porque era extraño verlo en ningún catálogo o selección. Cabe pensar que uno, voraz lector de periódicos desde el uso de razón (si es que se admite tal cosa en uno) se sintiera atraído por la imagen del vocero que aparece en el paisaje nevado. No está uno seguro del todo, pero es posible que en aquella visita madrileña, además de encargar esa lámina, encargara uno la única descendencia conocida. Las cuentas caseras así lo indican.

***
LECTURA DE LA PRENSA. REPORTAJE Y CONTRARREPORTAJE
La reportera y el fotógrafo de El Comercio tuvieron el ojo clínico de elegir a la familia del que suscribe como arquetipo para el reportaje para el bollu de San Mateo, junto a unos cuantos más. Muchas gracias por sacarnos tan guapos. El nenu de ocho meses resulta ser de la casa.
No obstante, en buena lógica periodística, si no es noticia que un perro muerda a un hombre sino un hombre a un perro, no es noticia que una familia disfrute del bollu bebiendo de la bota de vino (que fue el caso) o de unos vasos de plástico reciclabes, -eso sí- (que también fue el caso), sino que alguien se lleve una botella y la deguste en copa sobre la hierba.
También es noticia de coctelero vanguardista que el mojito se sirva en bolsa de plástico con lacito.
Escenas que no atisbó el reportero, pero sí el contrarreportero. Lo que a uno le faltará por ver...




2022/09/22

DE FACEBOOK (Días 18 a 20)

LECTURA DE LA PRENSA. VECINOS Y HOSTELEROS
Lee uno en la prensa que los vecinos de Oviedo estaban (ahora ya no tras rectificación municipal) molestos o disgustados por el escaso horario nocturno de los bares y casetas y, en consecuencia, poco ambiente festivo que se vivía en la noche ovetense durante las presentes fiestas de San Mateo. Uno está acostumbrado a que cuando la prensa sondea a los vecinos, estos clamen en demanda de silencio, de tranquilidad, de paz. Ahora que resulta que la tienen (la tenían) también se enfadan con el poder municipal por el raquítico horario festivo de bares y terrazas. A la hora de escribir su artículo, el redactor tuvo que hablar en esta ocasión directamente con los vecinos, porque si habla con alguno de los representantes de guardia de las asociaciones más ruidosas (ruidosas contra el ruido valga la paradoja) estarían en la gloria mustia y silenciosa. ¿Quién representa más los intereses de los vecinos, las diversas asociaciones o el pueblo soberano a través de las elecciones periódicas? Aun reconociendo la influencia de la llamada sociedad civil en otros ámbitos, uno cree que la voluntad del conjunto de los vecinos donde mejor se expresa es en las elecciones.
Después están los hosteleros, permanentemente descontentos. Uno estaría dispuesto a escucharlos si no se les metiera a todos en el mismo saco, en fiestas o fuera de ellas. Uno querría ver la lista completa de reivindicaciones de los hosteleros de distintos sectores: el del ocio nocturno, el de restauración, el de las cafeterías, el bareto del barrio. Ahí sí que agradecería uno, por claridad, que no hubiera una lista única (mediatizada por los intereses dominantes) sino una por cada uno de los sectores indicados antes, y otros que pudiera haber, con las esperables contradicciones por la disparidad de intereses. Leída tal lista, uno podría pensar qué peticiones son razonables y apoyables y cuáles no.

**

LECTURA DE LA PRENSA. NO QUIERO SER PRINCESA
Uno no conoce a todos los alcaldes de Asturias. Por foto sería capaz de identificar a diez como máximo. Como es lógico, distingue a los mandatarios de los ayuntamientos más populosos. Ahora que lo piensa, los tres cabezaleros compiten a conciencia en ranciura. En el saco podrían entrar también las máximas autoridades del Estado y del Principado. Aunque para gustos hay colores y puede que los varones y las féminas no piensen lo mismo (cuestión especialmente complicada y trasversal en esta legislatura), uno se decanta por Canteli como rancio máximo. Por el programa del partido con el que concurrió a las elecciones y por lo que trasciende de sí mismo, lo de rancio lo tiene bien merecido. Tiende uno a pensar que si ye ranciu él, será rancio todo lo que toca u organiza. Sostenía esa idea (y sostenía algo más importante, como se intuye en la foto) hasta que pasó uno un buen rato viendo y escuchando el espectáculo verpertino pensado para el público infantil en la tarde de hoy en el parque San Francisco de Oviedo, concretamente el número “Desconcierto de historias – La Chicacharcos”. Uno quedó realmente sorprendido por el atrevimiento de la puesta en escena y hasta del vestuario de un espectáculo, cree uno, pensado para el público infantil. Los vídeos rescatados de la red son una tenuísima réplica del espectáculo en directo. Estaba a lo que estaba y no a sacar fotos y vídeos del escenario. Concluye uno desconfiando de los apriorismos y toma nota de este grupo para su seguimiento: Chicacharcos.

**

LECTURA DE LA PRENSA. ESCRIBIENDO DE OÍDO
Cuenta hoy Pedro de Silva que oyó una conversación al vuelo mientras paseaba por la playa y de eso poco que captó saca sus conclusiones. Uno hace lo propio. Mismamente en la caminata de hoy se cruzó con dos personas que compartían camino y conversación y uno de ellos, excepcionalmente con mascarilla, iba diciendo al otro: “donde realmente hace falta es en el exterior”. Quiere uno pensar que estaría hablando de otra cosa porque tiene una opinión muy formada de los últimos caminantes al aire libre superprotegidos y superprotectores. Oyó uno otra conversación al paso, la de un gimnasta que haciendo un alto conversaba con voz compungida a través del móvil diciendo: “ahora me quedo abajo en el portal, antes llegaba hasta el piso”. Uno lo asoció a ruptura conocida recientemente de pareja que pleitea por la custodia compartida del perro.
El éxito es el equipo, titula un comentarista, refiriéndose a la selección española de baloncesto. Uno no lo tiene tan seguro. En este caso fue así, pero en otros muchos una figura fue capaz de levantar un equipo. Tanto como en el equipo uno cree en los liderazgos. Claro que con estos se corre el riesgo de que arrastren al equipo al abismo, o, por el contrario, que lo encumbren a poco que el colectivo llegue a unos mínimos de calidad. En resumen, desconfía uno de apriorismos. A posteriori es muy fácil lucir conclusiones.
El País dedica la foto de portada y tres páginas interiores al funeral de la reina Isabel II. No se para uno a contar las páginas de otros medios. El País no es un periódico monárquico, pero algún interés tendrá la noticia. ¿Solamente morbo?
Moreno, el presidente popular andaluz, dicen que abre una guerra con Ayuso para captar empresas que tributan en Madrid. Añade la prensa que suprimirá el impuesto sobre el patrimonio y que aprobará una nueva rebaja en el tramo autonómico del IRPF. El Mundo, siempre más llamativo ¿amarillo? Titula así: “Revolución fiscal de Moreno para atraer a 7.200 fortunas”. A juzgar por el titular hay 7.200 fortunas andaluzas en Madrid, que serían las que quiere atraer para la tierrina. También cabe pensar que se dirige no a 7.200 fortunas andaluzas sino a 7.200 fortunas ubicas en Madrid sin arraigo alguno, como podían estar en las islas Feroe. Allá los madrileños y los andaluces, con su pan se lo coman, pero si rebajan tributos tendrán que rebajar prestaciones a sus ciudadanos. Que no vengan después a llorar a papá Estado reclamando lo que dejan de recaudar o inventando ingenierías contables fraudulentas contra el interés del común de los españoles.
Al abogado del anciano que mató a otro en el Hospital Valle del Nalón le dan cancha en La Nueva España concediéndole dos terceras partes de una página para que cuente su versión, en la que descarga parte de la responsabilidad en el hospital. Su cliente, un bendito, porque entró libre y sale preso. El caso es que incluso a nivel mediático el asesino (¿presunto?) juega con ventaja porque él y su abogado, en el ejercicio legítimo de la defensa, pueden mentir impunemente, mientras que las otras partes si replican en defensa de la (su) verdad a lo mejor salen escaldados y el desquiciado logra por esa vía una indemnización.
Ahora una noticia sobre la dificultad de gobernar y cómo lo que hoy es blanco mañana es negro. Véanse estos titulares: Alcaldes andaluces se rebelan ante el alud de parques de renovables. Las plantas solo generan empleo durante su construcción. Muchos territorios reclaman compensaciones por sacrificar su paisaje. Ecologistas reclaman que se ignore a las grandes rapaces y a otras aves. La España vacía debería haber sido consultada, según los ambientalistas. En Jerez temen que los paneles invadan los viñedos.

2022/09/21

DE FACEBOOK (Días 16 y 17)

LECTURA DE LA PRENSA. EL CRIMEN DEL HOSPITAL
Repasaba uno “Tomás Nevinson”, la última novela de Javier Marías y da con un párrafo que tenía resaltado en la primera lectura, a saber por qué, porque en esta segunda relectura lo relaciona con el terrible homicidio cometido por el enfermo de 87 años que mató a otro de 92 en el Hospital del Valle del Nalón porque no le dejaba dormir. Utilizó para ello el triángulo de la cama y posteriormente, por si acaso con los golpes no había sido suficiente, lo asfixió con la almohada. No hay hasta el momento demasiados detalles. Las redes aportan las esperables y controvertidas opiniones, pero ninguna información relevante. “Lo todavía no sucedido carece de prestigio y de fuerza, lo previsto y lo inminente no bastan, la clarividencia es desoída siempre, es necesario que todo sea corroborado por los terribles hechos, cuando es tarde y no tienen arreglo ni se pueden deshacer”.
Todo se puede mejorar pagando más impuestos o limitando derechos fundamentales. ¿Estamos dispuestos? Un no cree a estas alturas la cantinela de que se recauda bastante, pero que hay que gestionar mejor. Dentro de cinco o seis años, cuando se publique la sentencia definitiva del Tribunal Supremo, sabremos qué ocurrió, pero entonces ese remoto pasado carecerá de interés. Durante unos días uno se hartará de noticias parciales y opiniones interesadas.
Lee uno en La Nueva España que según un informe publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, la respuesta al coronavirus fue un fracaso. Leyó uno el artículo de cabo a rabo y no encuentra ningún ejemplo concreto de decisiones desacertadas, si acaso, el retraso en admitir los aerosoles como fuente de contagio, pero parece como si la noticia de LNE fuera una mala traducción de alguna noticia original en otro idioma. Que ese fue un fallo garrafal está uno de acuerdo porque en los estornudos, en la limpieza de superficies, en la distancia social como si el contagio fuera eléctrico, se cayó en el paroxismo generalizado hasta que el tiempo hizo decaer esas prácticas sin que los ciudadanos destinatarios recibieran la circular que anulaba esas pautas.
Dicho lo anterior, uno no está de acuerdo con dos columnas publicadas en la Vanguardia, una de Susana Quadrado “El absurdo de la mascarilla”, otra, que se reproduce aquí, del habitualmente exaltado Juan Luna. Aun reconociendo que la disparidad de normas (Vueling y Ryanair en el ejemplo de Luna) disuade de la confianza en las recomendaciones sanitarias y de que no es lo mismo un tren con cinco viajeros que con doscientos durante treinta minutos, uno mantendría la obligatoriedad de la mascarilla en espacios cerrados en función también del volumen, porque no es lo mismo un tren o un autobús o un coche que un supermercado de techos altos. A uno no le parece que eso sea tan difícil de comprender, aunque sea más difícil escribir el reglamento preciso que paute el cúmulo de circunstancias posibles.
Descorazonadora la discrepancia de los jueces del caso Griñán, que llevó a que dos juezas progresistas hayan interpretado de diferente manera los mismos hechos. Si los jueces no se hubieran alineado en función de su conservadurismo o progresismo, uno no tendría nada que decir. Siendo así la realidad, no es de extrañar que el poder político quiera nombrar jueces en los altos tribunales, esos que han de juzgar a los políticos llegado el caso y que suelen agruparse por colores según se ve. Es así, pero es desilusionante.
En El Correo Español-El Pueblo Vasco encuentra uno una noticia que llega tarde para aplicar y es que la siesta en el trabajo mejora el rendimiento. “No es de vagos. Hay que acabar con su mala fama”. Uno tuvo durante uno años un muy apreciado y buen compañero de mesa que se quedaba traspuesto no por la tarde sino a media mañana. De aquella no puntuaba como mérito. A partir de ahora, a saber.
Interesante por ir contra la corriente dominante, el artículo de Juan Carlos Laviana sobre las tradiciones al hilo de la muerte de la reina de Inglaterra.

***

LECTURA DE LA PRENSA. EL TREN Y LOS INGENIEROS
Hay muchos ingenieros en cargos relevantes en el Ministerio y en las diferentes empresas ferroviarias pero deben ser todos o muy malos o de muy débil carácter porque nos les hacen ni puñetero caso. Eso es lo que uno saca en conclusión al leer los titulares y algo de la letra pequeña que La Nueva España reproduce del análisis realizado por destacados miembros del Colegio de Ingenieros astur. Uno está de acuerdo con alguno de sus apreciaciones, como la integración deficiente de FEVE, pero cree que muchos de los que aplauden las críticas no estarán tan de acuerdo con las que se refieren a la rigidez normativa, por poner un ejemplo. Lo que uno no puede pasar por alto es mezclar churras con merinas, es decir, un viajero de Cercanías con un viajero de Larga Distancia. Decir que hay diez viajeros más de Cercanías que de Larga Distancia (que no se dice así, pero valga para el ejercicio) y debería haber diez veces más inversión en Cercanías que en Larga Distancia (que tampoco se dice, pero uno simplifica) es desconocer que en el transporte de viajeros por ferrocarril el concepto básico en términos de producción es el viajero/kilómetro o kilómetro/viajero, y en mercancías, la tonelada/kilómetro o el kilómetro/tonelada, que de todo tiene uno visto. Por ceñirse al mundo del viajero, en estrictos términos de producción, un viajero que viaje cien kilómetros en un tren equivale a veinte viajeros que viajen cinco kilómetros. Solo eso, porque el análisis daría para mucho más. ¿Y de qué análisis económicos fiarse?
A uno le gustaría situarse en el año 2030 cuando los trenes de alta velocidad hayan llegado a Asturias, aunque en el interior de no lo hagan a una muy alta velocidad, pero llegarán a las estaciones de Oviedo y de Gijón a la velocidad que sea sin que la mayor parte de los viajeros tengan que tomar un taxi a continuación. Eso ocurrirá. Cuando en el año 2030 se vea el efecto de los trenes de alta velocidad en la economía asturiana y en el sector del transporte, a uno le gustaría recopilar las opiniones vertidas contra las inversiones en la alta velocidad, y lo dice uno que prácticamente no viajó nunca en esos trenes, pero es necesaria cierta altura de miras, como las aves, pero no como las aves de rapiña. Permítaseme la hipérbole.

***

2022/09/20

DE FACEBOOK (Días 13 a 15)

LECTURA DE LA PRENSA. JAVIER MARÍAS
Murió el que para uno es -era- el mejor escritor vivo en lengua castellana, superior a Muñoz Molina, incluso a Vargas Llosa, pese a los premiso de éste, si consideramos el idioma y no el pasaporte. En preferencias personales, uno lo coloca a la altura de García Márquez ya que se puede leer cualquiera de sus muchos libros sin que decepcione ninguno. Claro, son gustos personales.
Era también grata la lectura de sus artículos en El País Semanal, donde en ocasiones descargaba su ira. Ahí no siempre estuvo uno de acuerdo con él. No obstante, si había que tirar a la papelera (a la de verdad o a la de reciclaje) un País Semanal, se tiraba, pero no sin antes leer el artículo de Marías.
Uno leyó casi toda su producción literaria, pero con seguridad la que se detalla a continuación. Poco más puede uno añadir.
Tomás Nevinson, leída en 2022 (comentario pendiente).

**

LECTURA DE LA PRENSA. NOTICIAS IMPOSIBLES HACE AÑOS
Se fija hoy uno, en primer lugar, en una serie de noticias imposibles hace unos años:
- Por ejemplo, que al comenzar el curso escolar el redactor de El Comercio se haya desplazado al Centro Rural Agrupado de Campomanes (Lena, nun me sal ‘L.lena’ aunque uno luzca ocasionalmente una gorra verde con esas letras en amarillo para evitar una insolación; tampoco me sal ‘Campumanes’ aunque lo escriba a veces por conveniencias crematísticas diferidas) y tome nota de las declaraciones de una niña de ocho años, que cuenta que su ilusión es llegar a guardia civil. Que una niña de esa edad manifiesta esa aspiración sería impensable no hace mucho. Desconoce uno pormenores de la niña, si es familia del Cuerpo o si la afición le viene por vía televisiva, pero nada que apostillar.
- Impensable sería la columna que el profesor de Filosofía José Carlos Rivera firmó en el diario gijonés, “Longevidad e inmortalidad”, que no versa sobre el etéreo (o celestial) caso de la inmortalidad de cuerpos y almas sino de los perfiles de Facebook. Cuando uno se encuentra con un perfil así, de un difunto, tiene una doble sensación: por una parte sirve para un minuto de recuerdo, pero por otra se pregunta si no hay nadie que se anime a iniciar los trámites para cerrar el perfil. Debe ser realmente complicado a veces y puede que desde el entorno cercano se desconozca esa circunstancia.
- Imposible sería hace unos años la desaforada crítica en alguna red social contra los medios de comunicación que no se enteraron de que María Jesús de la Grana es una jurista de Grado residente en Colonia que concurre con Emma Bonino a las elecciones del día 25. Hoy publica La Nueva España una página completa con la noticia, pero tarde por lo visto. Muchos ciudadanos aspiran a dictarles las noticias a los periodistas. A veces uno también, pero piano, piano, sin pasarse. Imposible canaleta de exabruptos hace años.
- Imposible sería no ha mucho la elaboración de un cuadro, ganador de un concurso por más señas, a base de inteligencia artificial: la obra ‘Théâtre D'opéra Spatial’, que por lo visto entamó una polémica sobre los límites del arte. Uno se anima a opinar. Si del arte se valora la belleza, no ve por qué se ha de excluir método alguno que lleve a aquel fin. Si lo que se vota es el esfuerzo (como colocar ladrillos en una obra cuando más calor hace) entonces la inteligencia artificial no tiene ningún futuro artístico.
Ahora vamos con las noticias no solo posibles sino reales:
- Que muera una persona de 96 años y alguien escriba que “con 96 toca dejar sitio en el planeta” puede resultar antipático si se dice de los progenitores de uno, pero es de mucha gracia si se predica de la reina de Inglaterra. Añadir que al final parecía una tortuguita asomada con sombrero seguramente se justificará por el empacho informativo. Bueno, será.
- Muy justa la portada de LNE que anuncia que “Las facultades de Ciencias y Educación irán a El Cristo para dejar hueco a los jueces”, porque a ellos beneficiará en particular con más lucidos y amplios despachos. Al justiciable seguramente le dará lo mismo.
- Uno lee siempre que puede la columna de El Comercio del abogado conservador Iván de Santiago, que en este caso elogia al aspirante ovetense Llaneza. Flaco favor seguramente le hace, como él mismo apunta.
- Real una de las noticias de portada de El País: Cuba vive un éxodo sin precedentes con más de 180.000 salidas en once meses. Motivo: el deterioro de las condiciones de vida. Cantinela aburrida desde la otra parte: el bloqueo norteamericano agravado en tiempos de Trump. Uno desea suerte a los cubanos, hermanos en el idioma. Siempre sufre uno algo más por quienes hablan igual, o parecido.

**
LECTURA DE LA PRENSA. REPASO AL COVID
Completa uno el sondeo casero semanal de uso de las mascarillas -con datos idénticos a la semana anterior- con las noticias que encontró en este día sobre el covid. En La Vanguardia se lee que más de 17 millones de personas sufrieron covid persistente en Europa en dos años y que entre 1,7 y 3,4 millones de ciudadanos continúan padeciendo algún síntoma. El Mundo, por su parte, indica que el Covid golpéo menos en Canarias, que España registra ya un descenso de los fallecidos en la última semana y que el Instituto de Salud Carlos III contabiliza 123.736 muertes más de las esperadas desde hace más de 30 meses.
Del resto de las noticias se fija uno en una de La Vanguardia: la falta de profesores varones es el factor del mayor fracaso escolar de los chicos frente a las chicas. Se explica por el hecho de que al haber mayoría de educadoras femeninas, los chicos varones se sienten menos identificados o menos obligados al esfuerzo (pero esto del denostado esfuerzo pudo uno haberlo entendido mal y ser una interpretación libre). De ser verdad, sería maquiavélica la estrategia para eliminar la brecha de género.
En LNE lee uno una noticia sorprendente, los ¡diez minutos de aplausos! que le dedicaron al ovetense alcalde Canteli los participantes en el congreso nacional de la Iglesia Evangélica de Filadelfia, reunidos para la ocasión en el Calatrava ovetense. Un alcalde, no contento con seguir el congreso desde primera fila, se dirigió al auditorio ¡para pedir el voto! según informa El Comercio. Queda uno sin palabras. Tiene que dedicarle una pensada a esto.
La Nueva España dedica cuatro páginas al debate que tuvo lugar estos días en el parlamento asturiano con aplausos y críticas perfectamente previsibles de los unos y de los otros. El mismo periódico dedica página y media a los fastos de Inglaterra, más la viñeta. Uno no leyó los primeros por anodinos y los segundos por reparos morales, pero de haberse decantado por alguna noticia, habría sonreído al leer algo de las pompas fúnebres mientras que quedaría próximo al anodino hastío de haber dedicados unos minutos al rifirrafe político. Bien lo refleja Xuan Xosé Sánchez Vicente al referirse al debate como “la previsibilidad absoluta en el debate”. Y sin embargo, es necesario el debate, como lo son tantos alimentos y actividades que uno ni huele ni le apetece oler.
De los fastos y demás le vale a uno con la foto y la noticia de El País: la vicepresidenta del Sinn Féin, de luto riguroso, saludando a Carlos III y estas declaraciones: “Respeto el papel de Isabel II”.
Antonio Arias fue Síndico de Cuentas del Principado durante catorce años a propuesta de la coalición entre PSOE e IU, lo cual no es óbice para que se pronuncie con libertad en su conocido blog https://fiscalizacion.es o en sus artículos de prensa. En el de esta semana en LNE deja esta perla al valorar elogiosamente el buen resultado constructivo de la autopista Y, que une Oviedo, Gijón y Avilés: “Como no es políticamente correcto reconocer méritos a ninguna personalidad del franquismo, nada diremos al respecto, aunque su legado material sea positivo (a los romanos esclavistas se les perdona incluso en ‘La vida de Brian”).
En la Vanguardia señala Fernando Ónega que Sánchez hizo que el uso de la corbata sea una confesión ideológica, como lo es o lo fue (lo siguiente no es cosecha de Ónega, sino cosecha propia) decantarse por abrir una cuenta en un banco o en una caja de ahorros (al menos antes), viajar en transporte público o en coche particular, o elegir centro para la enseñanza de los hijos. En Oviedo es confesión desde hace años decantarse por las casetas o por los chiringuitos. Controversia para largo.





2022/09/19

DE FACEBOOK (Día 12)

 LECTURA DE LA PRENSA. DESPRECIO (¿ODIO TAMBIÉN?) AL CONTRARIO

O anda uno con el cuerpo y el alma poco peleones o mucho le ofenden, cada vez más, el desprecio a las opiniones de quienes no piensan como uno. Encuentra uno en en la vida a gentes modosas, formalmente educadas, que en las redes sueltan el látigo lingual y no dejan títere (contrario) con cabeza. Eso le deja a uno perplejo, pensativo. ¿Cómo son en realidad, como los ves en la calle, cediendo el paso, dando los buenos días, interesándose por las cuitas de los circundantes, o como se muestran en las redes?
Ejemplos, todos, las vida los da a cada paso, la política internacional y sus guerras literales, la muerte de la reina de Inglaterra, la polémica político-judicial, los programas de festejos de la última capital de provincia. Lee uno, por ejemplo, el tradicional diario festivo de David Orihuela para LNE, del que uno torticeramente reproduce solo la primera parte de la columna, la que enuncia el problema. Se intuye en las líneas siguientes (ocultadas aquí) cuál es su idea, pero uno las elude intencionadamente porque lo que le interesa es dejar planteada la cuestión: tomar o no tomar algo (o tomarlo dónde) dejó de ser algo festivo para ser una opción política. El ciudadano de Oviedo está inmerso en la polémica recurrente y le resulta difícil ser imparcial. Si alguien aterriza por primera vez en Oviedo, invitado por alguien a pasar las fiestas locales y sin condicionamientos previos, ¿le gustan las fiestas o no le gustan? ¿Es correcto ese planteamiento o hay que enmarcarlo (influir en)? Hoy todo hispano sabe en qué consiste una corrida de toros, y podrá estar a favor o en contra. Un procedimiento imparcial de valoración sería invitar a una corrida de toros a un nepalí que nunca haya oído hablar de la fiesta nacional. Y que opine al final (o que se salga después de la muerte del segundo toro). Alguien podrá pensar: no es ese el planteamiento, porque no merece ningún respeto quien muestre algún tipo de tolerancia por el toreo o quienes apoyen no sé qué modelo de festejos. Llegamos a las líneas rojas, las cada vez más abundantes líneas rojas que dificultan el entendimiento.
Pedro de Silva hace una broma con su mote de ‘asomao’ con el que se le conoció durante los primeros años de su mandato. Hoy parece que cuenta con el respeto general, pero en aquellos tiempos la mitad de la población, o más, le tomó a chirigota.
¿Alguien recuerdo a todos o la mayor parte de quienes a lo largo de los años merecieron la distinción de las medallas de oro o de plata de Asturias ahora unificadas? El tiempo, cruel árbitro.
Por volver al principio, un ejemplo de tolerancia: las palabras de Carlos Llaneza, aspirante a aspirante a alcalde de Oviedo por el PSOE.
Uno lee siempre con interés las declaraciones del mierense Alejando Suárez, que algún cargo orgánico debe tener en IU, pero no lo entiende ni pa la de tres, y estas declaraciones de hoy son un ejemplo más.




2022/09/15

PEQUEÑOS BARCOS A LA DERIVA, de Miguel Rojo

 Uno procura leer las nuevas publicaciones de Miguel Rojo, que para eso vivió unos años en Fierros. 

***

PEQUEÑOS BARCOS A LA DERIVA, de Miguel Rojo

Incluye este libro dos relatos independientes: El chico del reformatorio y Una larga jornada.

Son dos relatos desiguales y sobrios, trágico el primero y próximo a la comedia el segundo.

El primero, El chico del reformatorio, es una versión libre y españolizada del terrible crimen cometido en 1993 por dos jovencitos de aproximadamente diez años en la persona de un niño al que le faltaban unos días para llegar a los tres. Como no recordabas los detalles de aquel escabroso suceso fue necesario buscar datos internet. Los detalles son espeluznantes. El autor no se regodea en ellos, pero los enuncia lo mínimo imprescindible para enmarcar la historia, ya que posiblemente a muchos lectores jóvenes no les suene aquel suceso. Mejor.

Los hechos acaecieron en Liverpool, pero en el relato trascurren en algún lugar de la Península. También son españoles los nombres de los personajes: Jorge, Arcadio, Luisín, Rogelio, Leontina, Berto, Alejandro o Susana, que siempre sirven para acercar la historia al lector. En algún momento se alude a la necesidad de coger un metro y un autobús, pero salvando ese detalle, crees que los hechos ficticios pudieron ocurrir en Oviedo ya que el autor ubica una acción en la calle Bernardo Casielles y, que se sepa, solo existe esa calle en Oviedo, en el barrio de la Argañosa. (Aquí un largo paréntesis. Casualmente, la dirección postal de las oficinas ferroviarias donde trabajaste unos años estaban en Bernardo Casielles, sin número. Bernardo Casielles fue un torero nacido en Gijón, pero totalmente vinculado a Oviedo, hijo de ferroviario, masón el matador por más datos, luchador en el frente republicano, que quiso que sus restos reposaran en el cementerio ovetense. ¿Qué color tendría la corporación que le dedicó esta calle? A determinar. Fin del paréntesis). El autor dibuja un entorno de huertos cerrados con somieres, frecuentes en ámbitos tan estéticamente deteriorados como suelen ser las zonas colindantes con el ferrocarril, el de la línea de Trubia en este caso.

El relato plantea una serie de cuestiones que preocupan a la sociedad: la gratuidad del mal, la explicación de las causas, la búsqueda de responsabilidades, en este caso Dios, la sociedad o la madre de la criatura por no ejercer un control constante sobre el menor. Entre los empleados del reformatorio corren las mismas opiniones que entre el ciudadano de la calle: hay quien considera que esos jóvenes no tienen solución ya que son la encarnación libre del mal (“El árbol que nace torcido ya nunca se endereza”) y hay quien los cree dignos de compasión y mantiene, si no esperanza, si ilusión por que (esos barcos a la deriva) salgan a flote. Así se denominan ellos mismos: “Somos pequeños barcos a la deriva y nuestro destino es hundirnos”. Ellos mismos no saben a qué atenerse y el autor tampoco se define.

Su única esperanza (la del joven delincuente pero seguramente también la del autor) es encontrar una explicación, que puede lograrse escribiendo: una especie de confesión catártica, pero por esa vía no llega a sentir nada. Decir que suspira por una redención a través de la escritura suena quizá demasiado pretencioso. El joven aspira no más que a olvidar, pero ni siquiera porque le moleste el remordimiento, sino solamente el recuerdo de los hechos. El único contratiempo de no encontrar la razón de sus actos es el riesgo de reincidencia. “Quiero ser olvido (…) Sé que lo voy a lograr”.

En el primer relato se cuela de refilón la historia de otro chico conflictivo, autor de algo más que una gamberrada, también sangrienta y gratuita, pero sin el cruel final del episodio central.

Dejando de lado esa historia colateral, la primera historia es más lineal, la segunda, Una larga jornada, más errática, como el protagonista. Como un moderno y desnortado Ulises, cuenta el primer día de prejubilación, firmada a regañadientes, de Gustavo, un exitoso periodista deportivo radiofónico. El punto de conexión con el primer relato radica en que en un momento determinado el periodista lee accidentalmente en un periódico que un diario publicó ilegalmente el paradero de los asesinos del menor.

Gustavo protagoniza una serie de aventuras absurdas e inexplicables para un hombre de su edad, aunque sin final trágico. ”Siempre tenían la sensación de que iban a la deriva por medio del océano sin que nadie los gobernase, como les ocurría a las personas en la vida, y sólo por azar llegaban a puerto… los que llegaban”.

˂“Ir a dónde” dijo en voz alta (…) Quién puede huir de uno mismo, pensó desalentado˃.

El punto de unión de ambos relatos, sin respuesta, es la imposibilidad de encontrar explicación al devenir de las vidas. En el primer caso el barco a la deriva se estrelló con la realidad. En el segundo estuvo a punto. Las casualidades decantaron el resultado en uno y otro relato. 



DE FACEBOOK (Día 11)

LECTURA DE LA PRENSA. (NE)FASTOS FÚNEBRES.
Saturada se dice mucha gente de las noticias alrededor de la muerte de Isabel II, gente que no está obligada a leerlo todo. Es más, puede pasarse de largo por las páginas que refieren y se refieren a los (ne)fastos. Si, por ejemplo, uno se topa con este pequeño titular, ¿qué hace, lo lee o le da lo mismo quienes pueden y deben acudir? El titular es el siguiente: “Dudas sobre la representación española en el funeral”. Vale para una tesis sobre la diferencia entre querer estar informado y asumir el espíritu del cotilla.
Uno mantuvo a lo largo de su vida el vicio de buscar parecidos. En la lectura de la prensa de hoy, concretamente en El Comercio, encontró una foto del príncipe (ahora rey, hay que acostumbrarse) Carlos y se quedó mirando detenidamente para ella buscando si se parecía más al padre o a la madre.
También se fijó uno en otra foto: una multitud se aproxima al nuevo rey, pero no mira al rey sino a la pantalla de su teléfono móvil para inmortalizar el momento, símbolo del absurdo porque no siempre tendrás oportunidad de tener delante a un rey y muchísimas de estar delante de la pantalla del móvil. Por cierto, ¿el rey de Inglaterra no se arregla el cuello? ¿O marcará tendencia dejar crecer la real pelusa? La santa de uno está bastante más atenta que Camila a estas nimiedades.
Vayamos ahora a Valdano, que dedica un artículo a los nuevos goleadores mundiales. Dejando aparte a Benzema, escribe unas líneas sobre Haaland, Mbappé y Lewandowski. Todo lo que Valdano refleja ya lo presentía uno, pero las palabras justas y hermosas las pone Valdano y a uno solamente le queda aplaudir que alguien pueda escribir tan bien.



2022/09/14

DE FACEBOOK (Día 10)

LECTURA DE LA PRENSA. LA REINA.
Reanuda uno el conteo casero de uso de las mascarillas con la evolución previsible: en las caminatas al aire libre ya no la lleva prácticamente nadie, y por la calle un tres por ciento, manteniendo la tendencia de las semanas precedentes. Supone uno que solamente andan con ella los positivos, además de los adictos al doctor Acuña.
Las noticias que la prensa da del covid también son escasas y generalmente de agencia ya que se repite en los medios que a partir del día 26 se dispensará la cuarta dosis a los mayores de ochenta años y a los ingresados en residencias de la tercera edad.

Como novedad, el País aporta un estudio de FAD y Pfizer que se refiere a los efectos de la pandemia en los jóvenes: más aislamiento pero mejores hábitos ya que un 39% aumentó la actividad física y un 30% mejoró su dieta con comida casera, pero en cambio el confinamiento afianzó el retraimiento social y la soledad.
Un amigo que sabe de tus vicios lectores y comparadores te manda una página que recopila unas cuantas portadas de la prensa española sobre la muerte de la reina Isabel II y te pide que selecciones la mejor. A él le gusta más la portada del ABC. Uno se inclina por la de El País y reproduce las razones:
“Como titulares me quedo con los más asépticos: tanto El País como el Diario Vasco titulan escuetamente “Muere Isabel II”, el País con minúsculas, el Diario Vasco con mayúsculas. Me gustan más la minúsculas. También me quedo con la foto de El País, que destaca a la reina con su corona y sobre fondo rojo huyendo de los tonos oscuros mayoritariamente elegidos por la prensa. Volviendo a comparar el Diario Vasco y El País, me quedo con El País por la limpieza del texto, que no incluye letras sobre el fondo de la foto. Me parece más limpio y de más fácil lectura.
Me gusta también la foto del ABC: la reina de espaldas, con su corona como viajando al más allá.
También es espectacular la de El Mundo, pero muy recargada como el propio periódico”.
Al amigo le seduce la del ABC también sobre fondo rojo, como si fuera al infierno (no sería esa la intención del monárquico ABC) y sin rostro ya. Como entretenimiento, o algo más, estuvo bien el ejercicio.
De las páginas económicas de El País se queda uno con el artículo de Xavier Vives, más que nada por el titular: “El dilema entre Escila y Caribdis”. Solo por recordar ese pasaje homérico merece la pena leer el artículo. Uno es un vicioso de la sabiduría inútil y pasada de moda. Uno de los capítulos del Ulises de Joyce que uno está atacando estos días se titula precisamente “Escila y Caribdis”. A ver.
La vicepresidenta Yolanda Díaz justifica su sueldo con una propuesta original y lógica desde su posición política al instar a los grandes grupos de distribución a ofertar una cesta básica a un precio asequible. Que sea difícil de materializar y que habrá que tocar muchos palillos para llevarla a efecto, sin duda. A uno no le sorprende que el pensamiento conservador (o simplemente el que está contra el gobierno sin más proponga lo que proponga) cuestione la medida por intervencionista. Lo que más le llama la atención es que la propuesta provoque una reacción en contra por la parte socialista del Gobierno, que ve invadidas sus competencias. Supone uno que las Comunidades Autónomas no alienadas con el Gobierno se quejarán también por invasión de competencias. Por cierto, garbosa sacó el fotógrafo a Yolanda Díaz, tan garbosa que la foto mereció se reproducida en El País y en La Vanguardia.
El día 8 pasó uno la jornada en los Lagos de Covadonga con un grupo de caminantes de marcha nórdica que asisten a la ceremonia de la Santina subacuática, una pequeña virgen de Covadonga que permanece sumergida en el lago Enol, unos buzos la sacan ese día para la ocasión, se retoca y se le da una mano de pintura y, finalizada la ceremonia, vuelve a sumergirse en el lago hasta el año que viene. Uno entró en la página digital de LNE y se quedó con el comentario de un lector o lectora. Realmente la aplicación estricta de las normas medioambientales puede acabar con cualquier tradición. La capacidad humana de ideación es infinita.
La foto de Alcaraz da juego. Si triunfa, será un saco sin fondo para fotógrafos y caricaturistas.