2012/10/05

UNA FOTO DE MUCHOS MEGAS

Estabas en la idea de que a Europa, a la Merkel, a los señores de negro, a los mercados, a los inversores, a todos esos, había que mostrarles números, datos, estadísticas, ingresos, gastos, balances, previsiones, provisiones, auditorías, informes de consultoras, pero resulta que también tienen su corazoncito, su almita sensible, su ternura, y si ven una imagen de nuestro Rey, nuestro Presidente, nuestros Ministros, y los mandamases de nuestras Comunidades Autónomas todos juntos y posando sonrientes para la foto en amor y compaña, aquellos cocos que amenazaban con chuparnos la sangre  quedan convencidos de que las disensiones internas, los tirones de la manta única, las amenazas de portazos, son rumores, hablillas, ruidos y ganas de enredar, porque en el fondo vamos  todos a una como Fuenteovejuna.

Pensabas que la imagen era pura mercadotecnia vacía para incautos, para gente irreflexiva que se deja llevar por impulsos primarios, y resulta que también la foto es una herramienta para convencer a Europa y al mundo de que, como la selección española de fútbol, po-de-mos. Puesto en un plato de la balanza un tocho indigesto de letras y números y en el otro la foto mágica ¿qué pesa más? dependerá de los megas de cada fichero, pero no cabe descartar que en Europa pese más la foto de las banderas que nuestras banderías.

3 comentarios:

Isabel M. dijo...

Me gusta la reflexión. ¡Vaya familia!

Alipio dijo...

¡ Ya me gustaría ver los caretos que se ponen en cuanto los fotógrafos se van ¡

Visto lo que se oye con los "micrófonos abiertos", sería curioso que hubiese "cámaras abiertas".

Saludos.

Anónimo dijo...

Cuando te pones sublime eres genial!!!