2014/11/20

MEDIO COTILLA O A LO MEJOR NADA

En tu descargo puedes alegar, no que llevabas tres copas como Sabina, sino que ahora anochece muy pronto, pero lo cierto que te lo contaron ya de noche en un bar, con el sigilo y el tono de voz que se estilan para estas ocasiones.

Resulta que un compañero, un compañero con quien nunca comiste pan (com-panero) pero compañero de la misma compañía, acaba de arreglar los papeles para que su pareja de hecho, del mismo sexo, pueda disfrutar de los beneficios propios del cónyuges del ferroviario. Nada extraordinario, no es el primer caso.

Hay motivos para que no sea de dominio público, pero tú estás loco por cotillear, pero antes tienes que ir a un  diccionario de prestigio por si la gramática te salva . 

Cotilla: persona que procura enterarse de las cosas privadas de otros o contar cosas que afectan a otros. Quedas más tranquilo teniendo la definición a la vista. De momento, tú no preguntaste nada, te lo dijeron, pudiste haberte enterado sin querer. Podías haber tapado los oídos en cuanto se terminó de pronunciar la frase ¿sabes quién arregló los papeles? y decir: no quiero saberlo.  No, no lo procuraste. Estrictamente lo habrías procurado si hubieras preguntado ¿Será verdad eso que dicen que fulano...? Por si acaso, pides clemencia por el pecado pasivo.

El segundo componente del cotilla prometes no reunirlo para esta ocasión: no contarás el asunto.


Te va a costar. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es rubio o moreno?

Miguel Ángel dijo...

Si tratáramos de pecados pasivos, ¿quién estaría limpio?

Por mi parte, nada que reprocharte. Y ya que imploras clemencia, sea.

Anónimo dijo...

Quien esté limpio de polvo y paja... Hemos heredado una tradición de muchos años de dominio árabe. Cuesta liberarse de los prejuicios, de los estereotipos, porque está mejor visto machacarse en una pareja hetero, que disfrutar de una buena convivencia homo. La religión católica apostólica y romana tampoco lo admite, aunque proclame el amor entre los hombres. Los romanos eran más liberales y podían disfrutar de almejas y de caracoles, cuando no había almejas. En la Grecia clásica se prefería al efebo para ciertas cosas antes que a una auténtica mujer. Y es que el tema de la igualdad entre sexos..., pero tampoco todos los hombres eran libres como lo entendemos hoy. Admitimos con más normalidad que dos mujeres adultas duerman juntas. Emotivamente, como hombres ¿somos capaces de exteriorizar lo que sentimos? Como hombres ¿somos capaces de ser afectivos y afectuosos con otro hombre? ¿Hasta dónde está bien visto socialmente? ¿Sentimos más repugnancia que morbo? ¿Es peor ser maricón que político corrupto? Y si el corrupto no es político ¿es peor ser maricón? ¿Cotilleamos sobre los com-paneros aprovechados sin escrúpulo que conocemos? Aceptamos la transgresión de la corrupción, pero nos inquietan más las 'transgresiones' afectivas entre dos hombres.

La_Nenina dijo...

Cotilla pasivo :P

Anónimo dijo...

Qué diferencia hay entre un cotilla y un periodista? Si no padeciésemos algo de escopofilia no existiría el cine ni la fotografía. Siempre en alguna medida queremos saber cómo lo hacen los demás, si somos normales. En una relación se puede ser activo o pasivo, se puede tener más iniciativa o ser más receptivo y a veces ni eso. Queremos saber.